Tapones solidarios

Tapones en el I.E.S. Norba Caesarina

Recogemos tapones porque son plásticos muy valorados a la hora de reciclar: están compuestos de un material de buena calidad, no están contaminados y ocupan menos espacio a la hora de ser transportados. Aunque el kilo sólo se paga a 22 céntimos de euro, el dinero conseguido con la venta de los tapones ayuda a paliar algunas de las necesidades de la residencia. Con esta campaña además se logra que esos tapones no acaben en la basura y tengan una segunda vida: con ellos se fabrican cajas de fruta, palés, tuberías, etc.

Para llevar a cabo este proyecto, se necesita la colaboración de muchas personas, no sólo para separar tapones y llevarlos a los puntos de recogida, sino también para transportarlos desde éstos hasta las bases que tenemos en Cáceres -una de las cuales es el I.E.S. Norba Caesarina- y luego desde ellas hasta la residencia de discapacitados, adonde los va a buscar la empresa recicladora. Una labor ardua, pero solidaria y ecológica.

Anuncios